Jul 05
Myanmar

VIAJAR A MYANMAR: Siete razones para visitar Myanmar en el año 2016

MyanmarMyanmar tiene un gobierno recién elegido que ha restaurado la libertad de expresión, con un entorno de negocios relajado que actualmente está abriendo caminos en algunos de los lugares turísticos más vírgenes del sudeste asiático. Esto puede hacer que llegue a ser uno de los destinos turísticos más demandados de esta zona.

En este momento, y no podemos garantizar durante cuánto tiempo, Myanmar se encuentra en una situación óptima para los viajeros, es un turismo sin masificar y tranquilo.

La industria del turismo se ha puesto al día desde el principio para satisfacer la demanda de las actividades de los turistas, como senderismo, ciclismo de montaña, tours gastronómicos, paseos en globos, cruceros por el río… y recientemente se han abierto las rutas aéreas que han dado alas al nuevo turismo y lo abren al mundo.

Así que recomendamos descubrir Myanmar antes de que se masifique y este preciado destino se convierta en turismo de masas.

 

Razón # 1: Es más fácil que nunca viajar por Myanmar

Viajar a Myanmar en la década de los 90 suponía casi hasta un peligro, era difícil encontrar un baño en el recorrido de Yangon y Bagan y la hierba crecía salvajemente por todas partes con el riesgo que conllevaba encontrarse una serpiente entre ella. Hoy en día los autobuses interurbanos de Myanmar se benefician del asfalto de sus calles y de la buena iluminación, con confortables baños por todas partes.

También han mejorado de manera espectacular los viajes aéreos, con nuevos vuelos procedentes de Singapur, aterrizando en los aeropuertos internacionales de Yangon y Mandalay. Los vuelos domésticos son más rápidos y más seguros.

 

Razón # 2: La gente de Myanmar es quizás la más simpática en el sudeste asiático, por ahora

Estamos hartos de escuchar los intentos de estafas en muchos territorios del sudeste asiático, pero Myanmar es una notable excepción y jamás estafaría a un turista ni les podrían trampas.

Incluso en la capital Yangon, los vendedores ambulantes son muy ingenuos. Edwin Briels recuerda que un amigo dejó una propina quizás excesiva en un restaurante de Yangon, y el camarero lo buscó fuera para decirle que había olvidado su dinero.

Lo que no quiere decir que estés completamente seguro en Myanmar; todavía puedes padecer al comprar jade y que te engañen en el precio o que te estafen al comprar el billete de autobús o al cambiar dinero en algunos establecimientos fuera de los bancos, hoteles o casas de cambio oficiales. Pero el riesgo de ser engañado no es tan alto como en otros países del sudeste asiático.

La gente es realmente amable y budistas devotos, si sigues sus normas y reglas no tendrás ningún problema.

 

Razón # 3: Fabulosa colección de templos que no tienen nada que envidiar al complejo de Angkor Wat

No existiría Myanmar sin el Reino de Pagan, que surgió de una zona árida al lado del río Ayeyarwady para conquistar el resto del país. En el siglo XI dC, Myanmar se unificó bajo el rey de Pagan Anawrahta, y sus reformas han formado la base de la cultura y la identidad de Myanmar desde entonces.

El budismo Theravada introducido por el rey Anawrahta estimuló la construcción de estupas por reyes y nobles devotos.

La densidad de templos en Bagan suscita comparaciones con los templos de Angkor en Camboya, pero en muchos aspectos, los templos de Bagan son una mejor experiencia turística.

Desde Schweizigon hasta Htilominlo, no puedes perderte ni uno. Estos fascinantes complejos arquitectónicos te trasladaran a otro tiempo.

 

Razón # 4: Ngapali Beach la última playa virgen del sudeste asiático

Si te gusta Phuket, en Tailandia, puedes encontrar algo mucho mejor en Myanmar, sin las típicas tiendas de turistas, ni los bares repletos de gente y multitudes de turistas en sus playas. Ngapali te espera para que descubras su belleza. Además los hoteles ofrecen al turista lo que no encuentras en otros lugares, la relación calidad-precio es inigualable. Aquí podrás disfrutar de una experiencia de playa singular, bucear en aguas claras, recibir un masaje bajo la sombra de una palmera y ver la puesta del sol en la Bahía de Bengala.

Ngapali Beach se encuentra en el estado de Rakhine, a unas 210 millas de la capital Yangon. Hay vuelos desde Yangon y desde Mandalay hasta Thandwe, a unas 4 millas de Ngapali.

 

Razón # 5: Myanmar ofrece mucho que ver fuera del camino trillado

Los destinos turísticos de Myanmar pueden ser mucho más sorprendentes que en cualquier otro sitio del sudeste asiático. Además de visitar Bagan, Mandalay y el lago Inle, también se puede conocer el Estado de Shan en el norte o el estado de Kachin. Además Myanmar es un destino para todo el año.

Las ruinas de Mrauk U en el estado de Rakhine recuerdan la grandeza del antiguo Reino de Arakan, a través de los restos de sus templos y estupas. En el estado de Shan, Kyaing Tong, es el centro cultural de 13 tribus nativas de Myanmar. Putao en el estado de Kachin es lo más cerca que se puede llegar a la cordillera del Himalaya sin salir de Myanmar, y es un destino de aventuras que está floreciendo por derecho propio. Y el antiguo puesto británico de Pyin Oo Lwin en la Región de Mandalay es una ciudad jardín con árboles en flor que culminan en los jardines nacionales de Kandawgyi.

Y cerca de la ciudad de Pindaya, en el estado de Shan, a pocas horas del Lago Inle encontramos una cueva llena de miles de imágenes de Buda donadas por miles de budistas devotos de todas partes del mundo.

 

Razón # 6: La arquitectura de Yangon, lo mejor de ambos mundos

Cuando los británicos conquistaron lo que era entonces Birmania en el siglo XIX, se dispusieron a hacer de la ciudad del “Rangoon” una perfecta metrópolis colonial británica. El ingeniero militar británico Alexander Fraser presentó su plan urbanístico en forma de rejilla, en la que la ciudad de Rangún mantenía sus estructuras antiguas como la pagoda de Sule a la vez que creaba nuevas estructuras como el Mercado de Scott y los establecimientos comerciales más señoriales en la calle más comercial.

Hoy en día, la herencia de Yangón está en la vanguardia en cuanto a preservación de estructuras coloniales británicas. Es interesante pasear por la zona colonial para poder conocer los tesoros que guardan estas calles, la Pagoda Sule, el jardín Mahabandoola y Bogyoke Aung San Market, entre otros.

La Pagoda de Shwedagon, es quizás el sitio más venerado de todo Myanmar, se encuentra a cierta distancia de la zona colonial. A medida que asciendes por una de sus cuatro escaleras encontrarás locales de venta ambulante de ofrendas florales. En la parte superior, una confusión de estructuras rodea la estupa dorada de Shwedagon y proporciona un sabor incomparable a la cultura de Myanmar.

 

Razón # 7: El dinero del turista ayuda a Myanmar a ayudarse a sí mismo.

Gracias al clima político existente hoy en día en Myanmar, las multinacionales están llegando ambiciosas para beneficiarse del creciente mercado turístico de Myanmar.

Todo el dinero que se gasta el turista ayuda a que este país pueda irse adaptando a las demandas turísticas.

 

¿Te lo vas a perder?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR









captcha

Enviando este formulario, acepto la política de privacidad





Enviando este formulario, acepto la política de privacidad